¿Buscás trabajo de traductor? Tu próxima entrevista puede ser en un congreso

Por Nicolás Franchini, HR Coordinator

Por Nicolás Franchini, HR Coordinator

 

 

 

 

 

 

El mundo del trabajo está cambiando y con él, el mundo de las búsquedas laborales. Y aunque los sistemas de postulación tradicionales (como enviar un CV espontáneamente o responder a una búsqueda) siguen probando su eficacia, cada vez son más las empresas que están abiertas a encontrar nuevos talentos de formas menos tradicionales.

Por eso, si sos traductor y estás sin trabajo, o sos estudiante de carreras de traductorado y estás buscando tu primera experiencia, no deberías descartar formas alternativas de tomar contacto de primera mano con los principales representantes de la industria. Y los eventos, como el próximo Congreso Latinoamericano de Industrias de la Traducción en Córdoba, pueden ser justo lo que estás necesitando.

Asistir a un congreso como el CLINT no sólo te permite acceder de forma directa a las personas encargadas de hacer las selecciones de personal -muchos reclutadores de proveedores de servicios lingüísticos vamos a estar ahí-, sino que es una gran oportunidad de conseguir información valiosa acerca de lo que las grandes empresas quieren ver en sus candidatos.

Algunas ventajas de comenzar tu búsqueda de empleo en un evento de tu industria:

El contacto directo. Estar en un lugar al que asiste la gran mayoría de los representantes de tu industria, te permite construir relaciones con profesionales de alto perfil -responsables de Recursos Humanos de grandes empresas y hasta los mismos CEOs de las compañías- que no siempre son de fácil acceso a través de una entrevista laboral.

El volumen. Buscar trabajo de forma tradicional implica la repetición de un incesante protocolo de carga o envío de CV, seguimiento y varias entrevistas por cada empresa en la que nos queremos postular. Los eventos, por otra parte, nos dan la oportunidad de encontrar a todas las personas de interés al mismo tiempo y en el mismo lugar.

Mayor información. El contacto con gente de grandes empresas encargadas de la toma de decisión en materia de personal te puede dar gran cantidad de información acerca de las necesidades del mercado para actualizar tu perfil. Poder hablar directamente con reclutadores y directivos te permite consultar sobre qué puestos necesitan cubrir y qué valoran más a la hora de contratar personal en sus organizaciones.

Un ambiente relajado. Las entrevistas pueden ser estresantes. Conocer gente en un evento, por otra parte, puede ser una oportunidad de mostrar tu personalidad de forma más distendida y transmitir ciertas cualidades que a veces quedan opacadas por los nervios.

El networking. Aunque el evento en sí tal vez no te lleve directo a tu nuevo puesto laboral, el contacto con otros traductores y profesionales de la industria es una gran oportunidad para intercambiar ideas, empezar proyectos y tejer redes de colaboración con tus pares.

El aprendizaje continuo. Estar en un congreso con los principales actores de la industria dando charlas y capacitaciones es una de las mejores formas de actualizarse y aprender sobre el presente de tu industria, que es otra forma de sumar valor al CV y acercarte más a tu nuevo empleo.

¿Y qué buscan las empresas de traducción y localización de contenidos?

Nuestra industria no es ajena a los desafíos de la transformación tecnológica. A medida que la tecnología va tomando cada vez más parte en los procesos productivos, se vuelven cada vez más valiosas las llamadas habilidades blandas (o “soft skills”), aquellas cualidades personales que no dependen exclusivamente del conocimiento técnico, pero que son un factor de peso a la hora de desarrollarse de manera exitosa en cualquier ambiente laboral. Por eso, el candidato ideal es aquel que pueda balancear los conocimientos técnicos y la especialización con las habilidades sociales y de trabajo en equipo, y sumarles competencias del mundo digital.

Para lograr un intercambio positivo con un futuro empleador, estos son algunos de los conocimientos, habilidades y actitudes que se buscan en los traductores:

Conocimiento específico de la lengua. Como en todas las industrias, lo principal es conocer la materia con la que se va a trabajar, por lo que el primer requisito es tener conocimientos amplios de la lengua. Los perfiles que se destacan son aquellos con estudios de grado específicas, como Traductorado o Letras.

Habilidades de investigación. Los proyectos son dinámicos y muchas veces incluir desafíos técnicos en cuanto al contenido a procesar. Por eso, se espera que, ante la falta de conocimiento de algún término o concepto, los candidatos puedan investigar lo suficiente para que la traducción sea lo más representativa del original.

Especialización. Cuanto más especializado esté el traductor en algún área en particular (médico, técnico, legal, marketing, IT), mayores son las probabilidades de que se lo convoque para proyectos de la industria vinculada a sus áreas de expertise.

Uso de la tecnología. Debido a la incesante influencia de la tecnología en el mundo de la traducción, se vuelve de suma importancia el manejo de herramientas de traducción asistida al momento de realizar la tarea, ya que permiten traducir más rápido, tener mayor coherencia tanto de terminología como de estilo, traducir por segmento o frases en vez de por palabra, y guardar en la memoria de traducción las traducciones realizadas, lo que se traduce en velocidad y calidad de entrega.

Comunicación. Al trabajar en su mayor parte de forma remota, es importante poder entenderse de manera clara y fluida con todos los miembros del equipo con el que se está compartiendo tareas. Las habilidades de comunicación son un un punto clave para seguir de cerca las novedades y actualizaciones de los proyectos.

Compromiso. Dado que en las grandes empresas el trabajo de los traductores forma parte de un proyecto a grandes volúmenes y múltiples idiomas con cronogramas muy exigentes y ajustados, se valora mucho la responsabilidad con la tarea una vez aceptada, garantizando la entrega a tiempo o bien notificando con anticipación el surgimiento de alguna contingencia que impida la entrega en tiempo y forma.

Flexibilidad. Trabajar para una gran empresa es trabajar en colaboración constante con el cliente. Esto muchas veces implica cambios de último momento (la fecha de entrega, la traducción, la herramienta en uso), por lo que se busca en los traductores la capacidad de adaptarse.

Productividad. La capacidad de entregar resultados a tiempo y con calidad sostenida es la clave para construir una relación a largo plazo con un empleador. Cuanto más productivo y efectivo sea el traductor, mayores serán las chances de que la empresa lo vuelva a contratar para futuras traducciones.

Si te gustó mi artículo y querés saber más acerca de lo que buscan los reclutadores de LSP, o te gustan los idiomas y querés ayudar a grandes empresas a desarrollar sus contenidos globales, acercate al stand de Go Global en el CLINT. Te esperamos.