perfil del traductor ideal

Perfil del traductor ideal

Por Nicolás Franchini

Una pregunta frecuente en el mundo de la traducción suele estar vinculada a las características que tiene que poseer un traductor para realizar una muy buena traducción. Desde ya, no hay una sola respuesta acertada, debido a que el traductor ideal depende de varios factores. Un traductor puede ser muy bueno para trabajar en algunas empresas y muy malo en otras.

Desde Go Global, producto de nuestra propia experiencia, podemos destacar las siguientes características que definen a un buen traductor:

  • Compromiso: responsabilizarse con la tarea una vez aceptada, garantizando la entrega a tiempo o bien una notificación anticipada en el caso de que no pueda entregar la traducción por alguna contingencia. Al trabajar de forma remota, es importante la comunicación clara y fluida con la empresa y los miembros de la misma. Para ello, es un punto clave el entendimiento colectivo y que estar siempre al tanto de cualquier novedad vinculada al proyecto, ya que este puede presentar modificaciones de un momento al otro.
  • Flexibilidad: capacidad de adaptarse a los posibles cambios en relación a la traducción, ya que las condiciones del mismo pueden variar, como puede ser la fecha de entrega, la extensión en la traducción, la herramienta de traducción, etc.
  • Productividad: cuanto más productivo y efectivo sea el traductor, mayores serán las posibilidades de que la empresa lo vuelva a contactar para futuras traducciones.
  • Conocimiento específico de la lengua: conocimientos amplios de la lengua, por lo que se destacan aquellos perfiles profesionales que hayan estudiado una carrera de grado vinculada con dicha disciplina (Letras, Traductorado, etc…).
  • Investigación: ante la falta de conocimiento de algún término o concepto, el traductor debe investigar lo suficiente para que la traducción sea correcta y fiel al texto original.
  • Especialización: cuanto más especializado esté el traductor en algún área en particular (médico, técnico, legal, marketing, IT, etc.), mayores serán las probabilidades de que responda de forma efectiva ante un pedido de traducción acorde a su expertise.
  • Uso de la tecnología: debido a la incesante influencia de la tecnología en el mundo de la traducción, es de suma importancia que se utilicen herramientas de traducción al momento de realizar la tarea, ya que permite traducir más rápido, tener mayor coherencia tanto de terminología como de estilo, traducir por segmento o frases en vez de por palabra, y guardar en la memoria de traducción las traducciones realizadas.

Estas características las consideramos integrales, por lo que el traductor ideal deberá poseer la gran mayoría para que así pueda garantizar el nivel de traducción esperado.